Mundo

Mitos y verdades del trabajo por Internet

Una de las tendencias que se ha instalado, de la mano del avance de Internet y lo digital, es el trabajo desde casa, un coworking o cualquier otro lugar que no sea una oficina. Ya sea que se trate de un trabajo tradicional o uno independiente, ser freelance es una opción que muchos eligen para poder llevar adelante sus tareas desde lugares alternativos.

Muchos piensan que ser freelancer implica no hacer nada y juzgan este tipo de modalidad de forma negativa sin conocer realmente cómo es la cuestión. Para despejar dudas y dejar de lado prejuicios, en esta nota hablaremos sobre los mitos sobre el trabajo por internet y las verdades que los explican.

Mito 1: Quien tiene un trabajo freelance, no tiene un trabajo de verdad

Grave error. Trabajar freelance, ser independiente, es un trabajo como cualquier otro. El no ir a una oficina no quiere decir que no se trabaje o que se desvalorice el hacer de las tareas, simplemente es aprovechar las bondades de internet y encontrar el equilibrio entre lo personal y lo laboral.

Mito 2: Es muy difícil que un freelancer encuentre trabajo

Los freelancers no están excluidos del mercado, muchas son las empresas que optan por esta modalidad para contratar el servicio de un trabajador. Asimismo, hay muchas personas que prefieren trabajar con autonomía e incluso formar una pequeña empresa gracias a su capacidad de trabajar de manera independiente.

Mito 3: Trabajar por Internet significa estar todo el día en pijama, en la cama con la computadora

Si bien hay momentos en los que la comodidad de trabajar desde casa implica quedarse en pijama, no es todo el tiempo ni todos los días. Un freelancer también debe salir, reunirse con clientes, asistir a capacitaciones, u ocuparse de todo tipo de gestiones o trámites.

Mito 3: Trabajar desde Internet implica un sueldo muy alejado del trabajo tradicional.

Uno de los grandes mitos en torno al trabajo freelance es la falta de estabilidad. La verdad es que, más allá de que un trabajo tradicional implique sí o sí un sueldo mensual, eso no quiere decir que uno esté exento de quedarse sin trabajo. En ambas modalidades, tanto el salario como la continuidad del trabajo va a depender de la calidad, dedicación y contratación entre cliente y trabajador. El nivel de ingresos va de la mano con la dedicación laboral que uno tenga.

Mito 4: Un freelancer vive encerrado

Ser freelance no implica ser antisocial. Quienes manejan sus propios tiempos laborales, saben cuándo deben dejar de trabajar y cuándo salir a disfrutar. Es lo mismo que tener una jornada laboral de ocho horas en oficina, la diferencia es que aquí el trabajador elige sus propios tiempos. También se pueden crear equipos de trabajo en espacios de coworking u oficinas. Autonomía no necesariamente significa soledad.

Trabajar desde Internet es una modalidad laboral que fue creciendo y hoy, es elegida por miles de jóvenes y adultos que buscan ser independientes y ser dueños de sus propios tiempos de trabajo. Es bueno conocer realmente de qué se trata y no dejarse llevar por prejuicios de aquellos que solo analizan desde afuera.

Fuente: https://www.grandesmedios.com/mitos-verdades-trabajo-por-internet/

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top